martes, 25 de septiembre de 2007

ESCONDIDA TRAS MI SOMBRA

Escondida tras mi sombra
toqué la felicidad con solo estirar la mano.
Lo sé, porque aun lo recuerdo
y en las noches de vigilia
esa dicha me visita
con su olor de maderas de oriente,
y el suave terciopelo del abrazo
en los arrullos interminables
que soplan su lengua extraña.
Escondida tras mi sombra
/eternamente lo recuerdo
inmersa en la noche, en su tímido encierro;
mientras una mano ingobernable
echa dos vueltas de llave a mi dolor
Marai_aBlacke.

1 comentario:

ElPoeta dijo...

Bellísimo, Maraia querida. Profundamente poético. Me encanta. Un beso,
V.